China

Loading...

Historia de la lengua china

La mayoría de los lingüistas clasifican todas las variantes del chino como parte de la familia lingüística sinotibetana y consideran que fue una lengua original, a la que denominan proto-sinotibetana, similar a la proto-indoeuropea, y de la que descienden las lenguas siníticas y las tibeto-burmanas. Las relaciones entre el chino y otras lenguas sinotibetanas no están todavía claras y son objeto de estudio, en un intento de reconstruir las lenguas proto-sinotibetanas. Bernhard Karlgren es el lingüista sueco que realizó una de los primeros sistemas clasificatorios al que siguien varias revisiones.







Chino en el pasado

El chino antiguo o chino arcaico fue la lengua común durante la primera mitad de la dinastía Zhou, desde s.XXI hasta el s.VII a.C, textos inscritos en artefactos de bronce, la poesía de Shijing, la historia de Shujing y extractos de Yijing (I Ching). Los elementos fonéticos que se encontraron en la mayoría de los caracteres chinos, porporcionaron señales a la fonética antigua del chino. El chino antiguo no era totalmente inflexivo. Tenía un sistema de fonemas muy rico, en el que la aspiración o la respiración fuerte, distinguía las consonantes. La reconstrucción del chino arcaico la empezaron los filólogos de la dinastía de Qing.
La lengua que se usó durante las dinastías de Sui, Tang y Song fue el chino medio, desde el s.VII hasta el s.XX a.C.Podríamos dividir este período en dos partes, un perídod temprano, que se refiere a la tabla de rimas de Qieyun (601 a.C.) y un período tardío en el s.XX que refleja la tabla de rimas de Guangyun.





El chino de hoy

La mayoría de los chinos que viven en el norte de China, en Sichuan y en la zona que va desde el noreste (Manchuria) hasta el sudeste (Yunnan), hablan varios dialectos del mandarín como lengua propia. El predominio del mandarín en el norte de China es una razón puramente geográfica, sobre todo cuando hablamos de las llanuras de China del norte. Por el contario, las montañas y los rios del sur han fomentado la diversidad lingüística. La presencia del mandarín en Sichuan se debe a una plaga en el siglo XII. Esta plaga, que pudo estar relacionada con la peste negra, despobló el área, lo que llevó a un repoblamiento tardío de la zona norte de China.
Hasta mediados del siglo XX, la mayoría de los chinos que vivían en el sur de China no hablaban nada de mandarín. No obstante, y a pesar de la mezcla de los oficiales y el pueblo que hablaban dialectos chinos diferentes, el mandarín nanjing fue el dialecto dominante durante el Impero Qing. Desde el siglo XVII, el Imperio estableció una serie de academias ortográficas (zhengyin shuyuan) en un intento de crear una pronunciación que se ajustase al beijing estándar (Beijing era la capital de Qing), pero estos intentos no tuvieron mucho éxito. Durante los últimos 50 años de la dinastía Qing, a finales del s.XIX, el mandarín nanjing estándar se reemplazó por el mandarín beijing en la corte. Para el pueblo llano no existía un mandarín estándar único y se hablaban diferentes variedades del mandarín. Los chinos del sur siguieron hablando sus dialectos regionales en su día a día. Todo esto hizo que el mandarín beijing estándar estuviese muy limitado.
Esta situación cambió con la creación del sistema de educación primaria preparado para enseñar mandarín, tanto en la RPC como en ROC. El resultado de este sistema es que el mandarín se habla fluidamente en el continente chino y en Taiwán. En Hong Kong el mandarín está tomando mucho fuerza, aunque la lengua formal y de educación sigue siendo el cantonés.